Suscríbete a nuestro Newsletter

Enviar
« Volver a Novedades

La cerveza llega en Estados Unidos en un camión sin conductor

Los coches autónomos irrumpen en el transporte comercial. Unas 50.000 latas de Budweiser recorrieron la semana pasada 200 kilómetros en EE UU a bordo de un vehículo sin conductor, ha informado el fabricante, Otto, la startup especializada en la construcción de camiones autónomos que fue adquirida por Uber en agosto. Es la primera vez que se usa esta tecnología para entregar una carga de este tipo. 

Un tráiler de 18 ejes, equipado con cámaras, radares y sensores para leer el camino cruzó el estado de Colorado (EE UU) desde Fort Collins hasta Colorado Springs. Un camino recto que recorrió en dos horas. Cargado a medias con latas de cerveza, se convirtió en el primer vehículo autónomo en realizar este tipo de entregas en el mundo. La startup ha aclarado que el primer viaje de prueba es el comienzo de una asociación con Anheuser-Busch, la mayor cervecera de Estados Unidos, que espera extender el uso de este tipo de vehículos a todos sus envíos.

Obama se vuelca con el coche autónomo: “Puede salvar decenas de miles de vidas al año”
  • En diez años volarás en tu coche
  • En el coche viajaba un conductor profesional, pero no detrás del volante sino en la cabina para descansar, desde donde monitoreaba el avance del camión. A diferencia de otros sistemas de conducción autónoma del mercado, como el de Tesla, la tecnología de Otto permite que las personas abandonen el volante por completo. La presencia del conductor es necesaria, sin embargo, para controlar la marcha del vehículo y para tomar el control manual del coche en las ciudades y zonas donde haya presencia de ciclistas y peatones.

    “Con un vehículo equipado por Otto, los conductores podrán descansar durante largos tramos del camino, mientras el camión continúa la marcha y genera dinero por ellos”, ha asegurado el fabricante. Uber ha lanzado una página web donde los camioneros pueden inscribirse para trabajar en un futuro en la compañía.

    Otto asegura que los vehículos contribuirán a mejorar la seguridad en las carreteras. “Cuando veas un camión en la carretera sin un conductor frente al volante sabrás que es muy poco probable que se produzca un accidente o una mala maniobra”, afirma la compañía en una comunicado de prensa.

    Uber compró Otto en agosto para combinar los esfuerzos de ambas firmas en el desarrollo de tecnologías para vehículos sin conductores.